EL OCÉANO ES MUY GRANDE PARA PERDERLO TURISMO ES EDUCACIÓN SYLVIA EARLE

Enamorarse de la naturaleza es enamorarse de la vida”, afirmó la destacada bióloga marina estadounidense, Sylvia Earle, al sostener un encuentro con prestadores de servicios turísticos y miembros de medios de comunicación, en alusión al Cozumel ScubaFest 2017, desarrollado con una amplia participación de científicos, investigadores, buzos y artistas de diversas partes del mundo.

Acompañada por el presidente de la Fundación de Parques y Museos de Cozumel (FPMC), Pedro Joaquín Delbouis, también impulsor de este importante encuentro, y por la directora del Cozumel ScubaFest, Gilda Sigie, entre otras personalidades, expresó su beneplácito por estar en esta ínsula del Caribe mexicano, porque representa la oportunidad de decirle al mundo que el océano importa y es necesario tratarlo con cuidado, razón suficiente para impulsar los “parques azules”.

En el DiscoverMexico Park Cozumel, Sylvia Earle puntualizó que 2017 Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo representa una gran oportunidad, porque el turismo es educación. “La gente aprende a leer con la lectura, pero viajar es toda una experiencia; viajar vale mil veces que una imagen. El turismo cambia a la gente, no se necesita ser niño para sumergirse en el agua. Mi madre buceo por primera vez a los 81 años, y le transformó la vida”, rememoró.

Sobre la presentación del mural “Los Niños y la Esperanza del Arrecife”, la exploradora de NationalGeographic señaló que le gustó mucho su realización – con tapas de plástico –, ya que “los niños saben más ahora de lo que yo sabía cuando era niña. Fue en 1953 que hice mi primer buceo, inspirada en Jacques Cousteau, porque era un sueño explorar y ver lo que Cousteau hacía; así como estar en Cozumel, es un sueño”, dijo.

Sylvia Earle aseveró que el océano es muy grande para perderlo, y está mucho en manos de los buzos que tienen otra perspectiva en comparación a las demás personas; “ellos ven un mundo que otros no ven”, por lo que cuidar el océano es cuidarnos a nosotros mismos, ya que cuando rompemos ciclos nuestro futuro está en peligro.